Prostitutas en montera prostitutas en venezuela

prostitutas en montera prostitutas en venezuela

Su asociación se encarga de brindar apoyo a las mujeres que se acercan a ella. Todos los lunes, o casi todos, Paola envía dinero a su madre en Venezuela. Ella se quedó a cargo de su hija de cuatro años. Paola no quiso traerla y tener que dejarla al cuidado de desconocidos cuando fuera a trabajar. Es difícil, murmura con cara triste, tenerla lejos. Para la niña también lo es: Hay veces que no terminas haciendo nada. Pero hay otros que son lo peor, pues ".

Tiene 19 años, o dice tenerlos. Llegó a Saravena antes que Paola y recorrió otras zonas fronterizas antes de decidir que este pueblo le resultaba mejor: No tiene hijos como Paola, pero le envía dinero a su madre. Que uno tenga que venir a acostarse con personas mayores, a veces vienen borrachos". Otras no lo hacen", cuenta con orgullo Raquel, que es portuguesa, y que ahora tiene un buen motivo para estar recelosa: En un cuaderno de espiral va haciendo cruces cada vez que sale una pareja de un cuarto.

Cada vez que entra una chica al piso, ella le entrega un montón de papel higiénico. Luces rojas para dar ambiente. Son muchachas muy jóvenes. Lo ves, sabes que son muy jóvenes", asiente la dueña del piso.

En la espera, las prostitutas, jovencísimas, y sus clientes se comportan como si fuesen novios. Van cogidos de la mano y se hacen cariños. De las habitaciones salen gemidos y las paredes vibran como si fueran de papel.

Luego llama con los nudillos para meter prisa a una pareja que ya ha sobrepasado el límite de los 15 minutos. Si viene alguien, le digo que estoy con unas amigas", justifica Mariana. Una estratagema para eludir la presión policial puesta en marcha por el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón.

Gallardón emprendió en marzo de la operación "contra la esclavitud sexual" en la calle de la Montera Centro , a la vez que anunció que extendería la medida a otros barrios de Madrid donde también se ejerce la prostitución, como la cercana calle del Desengaño, la Casa de Campo y el distrito de Villaverde. Para evitar problemas, las madames de la calle de Jardines han contratado a Lucho, un ecuatoriano alto y fuerte, para que haga de guardia de seguridad. Lucho lleva tres años en España y es un hombre de apariencia fiera.

Con las rumanas es muy distinto. Sus chulos son peligrosos", masculla. Y es que desde hace un año las rumanas, con sus proxenetas, han barrido de la calle de la Montera a las latinoamericanas y a las africanas.

Dejar una respuesta Clic para cancelar respuesta. Pero es un paso adelante. Alquilar la habitación cuesta cinco euros. Son tranquilos y nosotras también somos muy tranquilas, no es como en Barcelona. El operativo policial se desarrolló en Madrid, donde se detuvo a cinco de los cuatro acusados;el otro cayó en Rumanía. Todavía son muchas las barreras que superar. Que se les pueda forzar, explotar, amenazar, para que trabajen.

0 thoughts on “Prostitutas en montera prostitutas en venezuela

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *